Columna de Opinión. ¿A QUE LE TIENE MIEDO CARTER BELTRÁN?

Con una impresionante actuación en el maratón de Sevilla, Carlos Diaz (2h.10m. 26s.) y Hugo Catrileo de la IX región (2h. 12.17s.) batieron el récord de Chile. Por su parte la oriunda de Puerto Montt Giselle Álvarez (2h.33m.09.), estuvo a punto de batir el récord de Erika Olivera. Mario Rivas (2h.22s. 53s.) también realizó una buena carrera. Daniel Cortés no pudo terminar la carrera y Matías Silva no pudo viajar por lesión. Todos ellos en su momento han recibido el apoyo de la Corporación Maratón de Santiago.

 

Con variados antecedentes a la vista, en el último tiempo en nuestro país la visión de autoridad no goza de buena reputación. En diversos ámbitos, como en la familia, colegios, escuelas, universidades, y el sector deportivo no escapa a ello.

Con las cosas claras, y con tantos beneficios que produce el deporte, aquellos que tienen a su cargo la formación de atletas, quienes luego se transformarán en los adultos del mañana, no la tienen fácil. Los dirigentes y entrenadores desarrollan una labor clave a cumplir: “formar buenas personas”. Es lo que vemos con nuestros maratonistas. En aquello no se puede claudicar, porque “liderar es servir, no servirse”.

¿En esa pista, se pueden cometer errores? Claro que sí; ya sea por impericia, malas ideas, desprolijidades o cualquier otra. Pero el líder debe reconocerlo y enmendar sus errores. Lo que no ocurre ni menos con la inquisidora Circular N°11 recién emitida por la Federación Atlética de Chile (leer con detalle en adjunto). Carter Beltrán y Egon Epuyao (su delfín) creen que con discursos y circulares arreglan los problemas; más bien los ahondan. Para someter a las asociaciones atléticas que son de su agrado, aplican ilegalmente ciertos artículos que pueden ser alegados con un recurso de protección.

 

Desafiliaron a la Asociación Atlética Región del Maule, perjudicando a los clubes y atletas ya que, no podrán participar en eventos federados nacionales e internacionales. Pero nuevamente se equivocan. Las asociaciones tienen el derecho a formar parte de la Federación desde el momento de su creación, ya que una vez adherida por primera vez, el cambio de directorio no significa que la Asociación deba postular para ser aceptada. Es decir, son socios miembros aquellas asociaciones atléticas que cuenten con personalidad jurídica, y que hayan sido aceptados con anterioridad, cosa que dicha asociación cumplió hace años. La pérdida de la calidad de socio ocurre solo por renuncia de una asociación, cancelación o pérdida de su personalidad jurídica (lo que no ha ocurrido), o al no cumplir con las obligaciones pecuniarias; si así fuera la mayoría de las asociaciones atléticas debieron ser expulsadas.

 

Los asesores jurídicos de FEDACHI confunden los conceptos de “Personalidad Jurídica Institucional Vigente”, con la “Vigencia del Directorio” que la representa. Insólito, porque en el Maule, el expresidente de esa Asociación José Andrade, amigo del alma de Carter Beltrán que, si bien la dejó botada el año 2019, esta sigue legalmente vigente. Este señor que ostenta eternamente la Presidencia de los Master ha boicoteado varias elecciones en el Maule, impidiendo que asuma una nueva directiva con complicidad quizás por afinidad política del Director del IND Regional.

 

Luego suspenden en sus derechos como socios de esta Federación a las Asociaciones Atléticas de Antofagasta; a la IV Región (Serena y Coquimbo), y a la Asociación la IX Región de la Araucanía (Temuco), quedando impedidos de organizar eventos federados locales y regionales, los cuales deberán reprogramar. Los directorios sin vigencia solo pierden el derecho a voto y no cuentan para el quorum en reuniones de la Federación.

 

Igual que el caso del Maule, no se dan la molestia de averiguar que esas asociaciones si están en proceso de renovar sus directivas. Pero no es todo, en Temuco para apoyar a su amigo David Medina, con el fin de ser reelegido como presidente de esa asociación, sin tener las competencias necesarias, lo premian como Presidente de la Comisión Técnica Nacional.

 

Se entiende que, la “Ley Pareja no es Dura”. Por un lado, someten a los atletas de gran parte del país a situaciones estresantes, ya que sus marcas no serán reconocidas, con una catastrófica herencia: dejará a cientos de atletas sin competir. Esto augura un funesto legado Panamericano. Pero claro, para no perder a los martilleros del club Phoenix de Temuco con posibilidades de medalla en los próximos Panamericanos, escriben: “…los atletas preseleccionados para los JJ.PP. de Santiago 2023, podrán seguir participando en representación de esta Federación hasta la realización de dichos Juegos. De esta forma la FEDACHI se transforma en la única entidad con atletas afiliados a ella, que destruye lo que constituye la base de toda organización piramidal causando un daño irreparable a los clubes y asociaciones regionales del país.

 

Está claro que la aludida circular pretende subordinar a los presidentes de asociaciones, para convertirlos en personajes instrumentales. Con la pretendida pista despejada y sin límites, ya no son “Cartericosas”, ni simples errores. En ese contexto, las formas y las palabras empleadas tienen consecuencias. Sin estándares éticos mínimos y promesas populistas, quien (es), sin control de sus actos por parte de sus pares, esa conducta fuera de control ya no sería un error más, ni torpeza, ya que le(s) llevará a fallar siempre. Así han transformado a varios de ellos en votantes más que en dirigentes de sus regiones. Es lo que ocurrió con la mentirosa Asociación del Ñuble que, siendo un club la hizo por años votar por él.

 

En lugar de colaborar con las asociaciones escogieron el camino equivocado dividiendo para gobernar”. Hoy ni siquiera se atreven a publicar en su Web institucional a los integrantes del actual Directorio federativo, pero sí publican directorios de asociaciones con vigencias vencidas hasta el año 2018. Es difícil entenderlo de otra manera; con esa mañosa superioridad moral, dejarán a la deriva a 5 regiones del país (incluyendo Aysén) con un perjuicio enorme. Muchos planes y eventos atléticos de asociaciones y clubes, simplemente se esfumarán por problemas de financiamiento y gestión.

En esa línea, la FEDACHI ¿reconocerá la marca de Hugo Catrileo, atleta perteneciente a la castigada IX región? Seguramente harán gárgaras con las actuaciones de los maratonistas y sus entrenadores, olvidándose que existían y a quienes nunca apoyaron. Pero, entre el “Más y el Menos”, el académico seguirá cruzando de la pista izquierda a la derecha, acumulando 9 años en el cargo, pretendiendo un ilegal récord que se ve amenazado: Llegar indebidamente a los diez.

Así las cosas, son como son y no siempre como a uno le gustarían. A la fecha los personajes con dos fraudes electorales, la carrera no la tienen corrida. De allí que el zarpazo registrado en la circular no es más que una burda maniobra electoral. El Presidente federativo y su Secretario, expertos en elecciones, se dieron cuenta que, con los nuevos directorios de las asociaciones regionales el panorama cambia: ya no tendría mayoría en el “Consejo de Presidentes de Asociaciones Regionales”.

 

Fernando Sotomayor G.

Ex Atleta